Volver

Consejos

Cuando la vida es más importante que un viaje de crucero

Cuando la vida es más importante que un viaje de crucero

Existen situaciones en las que la vida es más importante que cualquier deseo por viajar y conocer los maravillosos destinos que le ofrece un viaje de crucero por el Mediterráneo o cualquier destino del planeta. Veamos el porque es importante preferir salvar la vida en lugar de arriesgarla dentro de una embarcación donde no podrá encontrar la debida asistencia que podrá encontrar en un centro de salud adecuado. La salud antes que el placer Una de las primeras condiciones para considerarse acto para emprender un viaje de crucero no solo es el deseo de hacerlo sino el encontrarse físicamente predispuesto para hacerlo. Es por esa razón que no se aceptan hacer reserva a mujeres con embarazo por encima de las 24 semanas. Ahora un embarazo de ese periodo o de mayor tiempo no es fácil de esconder. Sin embargo hay condiciones médicas que si pueden no apreciarse a simple vista. La honestidad del pasajero de un crucero Uno de los requisitos no estipulados en el contrato de viaje de crucero es la honestidad, pese a ello es muy importante al momento de decidir que es más importante si la vida o el deseo de viajar. Volviendo al caso de las mujeres embarazadas, hay que considerar lo siguiente. Una embarcación de crucero se le puede comparar como un hotel o resort flotante que tiene también su área de asistencia médica. Sin embargo ésta no está preparada para brindar la asistencia debida de embarazos y partos. Retomando la honestidad, todo pasajero debe comunicar a los organizadores de un viaje de crucero sobre las condiciones de salud que presenten. Es decir, reportar las eventuales enfermedades o discapacidades físicas o psíquicas que usted tenga y que requieran atenciones especiales de parte de la tripulación. Ahora, en caso que éstas, superen las que la embarcación pueda comprometerse a realizar no se le aceptará hacer una reservación. Esto es por el bien suyo y el de los demás. Realizar un viaje de crucero es algo que muchos anhelan pero que no siempre se puede realizar ya que puede comprometer seriamente la vida....

Leer más

La solidaridad de los cruceros en alta mar

La solidaridad de los cruceros en alta mar

No siempre es frecuente pero en alta mar, durante nuestro viaje de crucero, podemos encontrarnos con situaciones en la que la solidaridad de las embarcaciones cruceros debe ser entendida como una ayuda que usted también podría necesitar. Decisión del capitán de un crucero Uno de las potestades de todo capitán de una embarcación de cruceros u otro tipo es la de auxiliar a otras embarcaciones que soliciten ayuda en alta mar. Así un capitán puede dar asistencia y remolcar a otros barcos en cualquier circunstancia. Para esto el capitán tendrá que desviarse de la ruta ordinaria, llegar a la embarcación que necesite la ayuda, subir a los pasajeros de dicha embarcación a bordo en caso necesiten asistencia médica y proveerles provisiones. Los pasajeros también pueden salvar vidas Para algunos pasajeros, esta situación puede resultarle un poco incómoda ya que pueden ver que su viaje de crucero se comienza a retrasar o modificar de acuerdo a lo establecido inicialmente. Sin embargo debemos ponernos en los zapatos de quienes necesitan de nuestra ayuda inmediata en alta mar. Debemos recordar que esta ayuda no solo es responsabilidad del capitán y su tripulación. También los pasajeros pueden cooperar dando aviso a la tripulación sobre algún avistamiento de una embarcación pidiendo ayuda. Entendiendo el problema de los demás en alta mar Por lo general la ayuda que necesite alguna embarcación en alta mar se realiza mediante señal de radio. Sin embargo en alta mar pueden suceder muchos inconvenientes que imposibiliten la comunicación al momento de solicitar ayuda. Por lo que solo queda hacer señales cada vez que una embarcación suelo aproximarse. La espera de solidaridad de parte de embarcaciones grandes como los cruceros es lo que más se espera ante las inclemencias, sol y agua salada de alta mar. Como mencionamos antes, usted como pasajero debe aportar la comprensión del caso sin dejar de perderse de la diversión a bordo durante el desvío de ruta de parte de la...

Leer más

Atención con las letras pequeñas del contrato de crucero

Atención con las letras pequeñas del contrato de crucero

Todo viaje de crucero por el mediterráneo u otro destino en el mundo tiene sus términos y condiciones. Debemos destacar de estos las condiciones meramente generales y aquellas que se conocen como la de las letras pequeñas y que por distintas razones son las que no leemos. Veamos los pro y contra de estas condiciones. La clave de la lectura Al momento de comprar un viaje de crucero usted firmará un contrato cuya copia se la podrán suministrar a petición, pero que usted puede leer desde cada portal de la empresa de cruceros (se espera que esté disponible). El mayor problema de los contratos con buena cantidad de capítulos y cláusulas es leerlo. Muchos no lo hacen y los que pretenden hacerlo terminan por tirar la toalla después de leer algunos capítulos y en el peor de los casos entender muy poco de lo que se dice (por lo engorroso que resulta la lectura). Un viaje donde no hay problemas con las letras pequeñas del contrato Por lo regular un viaje de crucero bien organizado transcurre con tal normalidad que todo fluye naturalmente y sin problemas. Usted compra el viaje a través de una agencia de viajes o directamente de la empresa de cruceros. Con toda la documentación en regla (necesaria y recomendada) usted espera el día de salida (o el del vuelo aéreo hacia el puerto de salida, en caso). Comienza el itinerario, con la bienvenida, el simulacro de emergencia y su nueva vida en el crucero haciendo escala en los puertos de destino, visitando lugares y costumbres, volviendo a bordo, participando en las actividades y eventos a bordo y finalmente regresando a casa lleno de experiencias gratas que compartir con los suyos. Cuando no todo es armonía en un viaje de crucero Sin embargo también pueden ocurrir situaciones poco agradables como postergaciones, restricciones, cancelaciones, pagos extras, accidentes de menor o mayor magnitud, Cesiones, perdidas, robos, seguros, etc. Muchas de estas situaciones están estipuladas en las condiciones del contrato y cuando suceden pueden tomarnos por sorpresa. Si bien es cierto que algunas condiciones puedan parecer ilegales o abusivas, una lectura previa de estas le permite tomar las previsiones del caso y hacer de su viaje de crucero el más placentero posible. Foto: flickr.com/photos/ccordova/3689289398 – Recepción del Norwegian...

Leer más